Doña Mariana Carcelén y Larrea
Doña Mariana Carcelén y Larrea
Convento de Santo Domingo de Quito
Convento de
Santo Domingo
de Quito
Doña Mariana Carcelén
Imágen de
Sucre y Mariana
Casa-Museo de Sucre y Mariana en Quito
Casa-Museo de
Sucre y Mariana
en Quito
Interior de la casa de Sucre (Quito)
Interior de
la Casa de Sucre
(Quito)
Plaza de la Independencia (Quito)
Plaza de la Independencia (Quito)
Doña Mariana Carcelén
Doña Mariana Carcelén
Iglesia de San Francisco (Quito)
Iglesia de
San Francisco
(Quito)
Iglesia de El Tejar (Quito)
Iglesia de El Tejar (Quito)
Personajes »»»

 Sucre, Gran Mariscal
de Ayacucho

 1. Nace un héroe en Cumaná (Venezuela).
Su niñez y educación.

[ VER CRONICA 1 ]
[ VER EPÍLOGO ]
 
 2. Venezuela colonial.
Precursores de la Independencia.
La invasión napoleónica de España.

[ VER CRONICA 2 ]
[ VER EPÍLOGO ]
 
 3. Alternancias en el poder entre patriotas y realistas.
Instauración y caída de la Segunda República.

[ VER CRONICA 3 ]
[ VER EPÍLOGO ]
 
 4. Fin de la Segunda República. La resistencia patriótica.
Papel de Sucre en la humanización de la guerra.
El triunfo final de la causa patriótica.

[ VER CRONICA 4 ]
[ VER EPÍLOGO ]
 
 5. La liberación del Departamento de Quito.
La Batalla de Pichincha.
El Encuentro de Guayaquil.
Sucre, Gran Mariscal de Ayacucho.

[ VER CRONICA 5 ]
[ VER EPÍLOGO ]
 
 6. Sucre:  Primer Presidente
de Bolivia.
El Motín de Chuquisaca.
El Congreso Admirable.
El asesinato de Sucre.

[ VER CRONICA 6 ]
[ VER EPÍLOGO ]
 
 7. La vida del matrimonio Sucre. Doña Mariana de Carcelén y Larrea, esposa del Mariscal Sucre. [ VER CRONICA 7 ]
[ VER EPÍLOGO ]
 

ÍNDICE Materias
ÍNDICES Cronológicos
» Ampliar
 

SÉPTIMO REPORTAJE DEL MARISCAL SUCRE


La vida del
matrimonio Sucre.
Doña Mariana
de Carcelén y Larrea,
esposa del Mariscal Sucre.

Este reportaje final sobre la vida de Antonio José de Sucre está dedicado a su esposa Doña Mariana Carcelén y Larrea, Marquesa de Saldana, que nació en Quito el 27 de julio de 1805 y por tanto era diez años más joven que Sucre.
 

Mariana fue educada en un Convento de Quito donde recibió la educación general que se daba a las personas de su distinción. El 24 de mayo de 1822 estaba con su madre y hermanas en el Convento de Santo Domingo protegidas de la muchedumbre para ver la presentación de las tropas de Sucre después de la Batalla de Pichincha.
 

Al parecer, Mariana iba vestida de fraile para verlo mejor, lo que llamó la atención de Antonio José que preguntó por ella. Alguien le dijo que era la hija de la Marquesa de Saldana. Sucre se presentó cortésmente y le ofreció acompañamiento para volver a su casa.
 

Mariana no había cumplido los 17 años. Era muy bella. Tenía una gran blancura de tez, cabellos negros, nariz recta, cara triangular y boca fina y pequeña. Antonio José no era alto ni robusto. Era de estatura media y de buen parecer.
 

Esa noche el marqués llevó a Mariana a la fiesta en honor del héroe. Ella iba vestida de blanco luciendo una enorme hebilla de brillantes.
 

Página 1 de 5       1   [ 2 ]   [ 3 ]   [ 4 ]   [ 5 ]  
 
Página 2 de 5       [ 1 ]   2   [ 3 ] [ 4 ] [ 5 ]

A partir de entonces se entabló una amistad y admiración mutuas entre el marqués y Antonio José con visitas frecuentes por ambas partes. Hay que hacer notar que puesto que el marqués no tenía hijos varones, Mariana sería la heredera del Mayorazgo de Saldana y de sus Títulos.
 

Antonio José inició un noviazgo formal con Mariana, pero antes de un año tuvo que abandonar Quito con destino a las guerras de emancipación. Mariana se había enamorado del héroe, pues al decir de algunos estudiosos perspicaces nunca existió amor verdadero entre ambos.
 

Cinco años duró la ausencia de Sucre, en cuyo periodo Mariana no le escribió ninguna carta ni contestaba a las de Antonio José. éste obtenía noticias de ella a través casi siempre de terceros.
 

El 8 de agosto de 1823 murió el marqués y su viuda escribió a Sucre para que viniera a vivir a Quito, lo que resultaba imposible para el Mariscal. Mariana no contestaba a sus cartas y eso le hizo pensar que “deseaba terminar toda relación por lo que me encuentro en la mayor indecisión”.
 

Pidió el retrato de Mariana porque “sea cual sea nuestra suerte, celebraré mucho tener el retrato de la mujer que quiero de veras”. Y viendo que Mariana no le escribía siguió la recomendación de su amigo Bolívar de culminar su compromiso adquirido como Presidente de Bolivia, residiendo en Chuquisaca por dos años.
 

Pero en 1826 teniendo Sucre 31 años y viendo el escaso aprecio de ciertos personajes de su entorno boliviano, decidió arreglar su futuro familiar y retirarse a Quito con Mariana. A tal efecto comisionó a su amigo Don Vicente Aguirre para que le invirtiera algunos ahorros en Quito.
 

También proyectó un viaje de Mariana a Bolivia acompañada de su hermana Mariquita, pero Bolívar le aconsejó que era descabellado por lo largo del camino y los peligros que entrañaba. Y él no podía ausentarse de la Presidencia de Bolivia donde estaba rodeado de bastantes intrigantes.
 

Página 2 de 5       [ 1 ]   2   [ 3 ]   [ 4 ]   [ 5 ]  
 

Mariana continuó sin escribirle casi nada. Pero Sucre insistía en que deseaba irse a Quito. Así que decidió casarse por poder y el 20 de abril de 1828 se celebró la boda, dos días después de resultar herido en el Motín de Chuquisaca. Y por eso le escribió en broma “por poco te casas con un muerto”.
 

El 2 de agosto de 1828 salió de Chuquisaca hacia Quito donde llegó el 30 de septiembre para vivir con su familia. Y ya en Quito se le ve presentar protestas a la Intendencia de la ciudad por los brutales contribuciones que ésta imponía a la herencia de Mariana.
 

En ellas Antonio José aseguraba, lo cual era rigurosamente cierto, que no tenía casi dinero después de quince años al servicio de la Patria, quedando además al final inválido por las heridas contraídas en el Motín de Chuquisaca, de las que convalecía.
 

En 1829 Bolívar le urge que regrese a Colombia para encomendarle la dirección de las tropas colombianas contra la agresión de Perú, que culminó en la victoria de Sucre en Tarqui que ya hemos relatado anteriormente.
 

La batalla de Tarqui duró 30 dias y Sucre regresa a su casa de Quito el 10 de marzo de 1829 para estar presente en el alumbramiento de su esposa el 10 de junio. Había nacido Teresita. Bolívar se enfadó y protestó porque no lo habían hecho padrino.
 

Después Sucre enfermó de disentería y tuvo que guardar larga cama. Sus dificultades económicas eran muy grandes. El 10 de noviembre de 1829 sin intuir peligro para su vida alguno, hizo testamento como era costumbre en su época.
 

Acudió después al Congreso de la Gran Colombia y llevaba el encargo de comprar unos mil pesos de perlas de la Isla Margarita para Mariana.
 

Acabado el Congreso Admirable de la Gran Colombia con el fracaso ya relatado Sucre retornaba otra vez a Quito cuando en el trayecto al pasar por la montaña de Los Berruecos (Colombia) fue vilmente asesinado el 4 de junio de 1830.
 

Página 3 de 5       [ 1 ]   [ 2 ]   3   [ 4 ]   [ 5 ]  
 
Página 4 de 5       [ 1 ]   [ 2 ]   [ 3 ]   4   [ 5 ]



Enterada Mariana del asesinato, sospechó en primer lugar del General Flores amigo de la familia Sucre, personaje envidioso que llegaría a Primer Presidente de Ecuador, interesado en el fracaso de la Gran Colombia. El tiempo probó que el complot tenía demasiadas ramificaciones.
 

Así es que Mariana decidió esconder los restos de Sucre en la hacienda El Deán, en evitación de que Flores hiciera grandes pompas a su favor. Esta es la versión más asumida por los investigadores.
 

El luto y las lágrimas tuvieron solo el tiempo de vigencia oficial, porque a los 13 meses Mariana contrajo matrimonio con el General Isidoro Barriga López de Castro. La tradición quiteña lo resumió en una frase: “con Sucre me casaron, con Barriga me casé”.
 

El General Barriga mantuvo una actitud caballeresca hasta el matrimonio, pero después se fue volviendo parrandero y jugador. El 15 de noviembre de 1831 a los pocos meses de casado, Isidoro Barriga jugando con Teresita en brazos se le cayó al patio y murió en el acto a los dos años de edad.
 

Nunca se cuestionó la más mínima intencionalidad en este incidente porque Isidoro Barriga era un hombre de reconocida bondad y Teresita fue enterrada en la cripta de la familia Carcelén en la iglesia de San Francisco.
 

Mariana mantuvo correspondencia con la familia Sucre y con Bolívar hasta su muerte. Tuvo un hijo con Isidoro Barriga, Manuel Felipe. El matrimonio Barriga vive su vida normal hasta la muerte de Don Isidoro que ocurrió el 29 de mayo de 1850.
 

Una monja, la madre Jameson relató que la señora “Mañanita” como llamaban a Mariana venía a llorar en silencio por Sucre y celebraba misas por su alma. Ella quedó sufriendo todavía más cuando su hijo Manuel Felipe se hizo un botarate y se dedicó a la mala vida.
 

Página 4 de 5       [ 1 ]   [ 2 ]   [ 3 ]   4   [ 5 ]  
 
Página 5 de 5       [ 1 ]   [ 2 ]   [ 3 ]   [ 4 ]   5


Además, Manuel Felipe se casó con Josefina Flores, la hija del General Flores al que Mariana odiaba y relacionaba con la muerte de Sucre.
 

Doña Mariana de Carcelén murió el 15 de diciembre de 1861, con 56 años de edad de fiebres malignas y fue enterrada en la Iglesia de Tejar, en una urna de cristal, donde todavía son visibles sus delicadas facciones.
 

De mayor tenía una singular belleza. Ejercía mucho la caridad con los pobres y lloraba con facilidad ante recuerdos y emociones. Era tímida y asustadiza y se refugió en la religión y en el llanto.
 

Con este reportaje final nos despedimos de nuestros lectores. Por nuestra página WEB cronicashispanas.com les informaremos de futuros proyectos editoriales que tenemos in mente sobre los próceres hispanos de los que somos incondicionales admiradores.
 



FÍN DEL SÉPTIMO Y ÚLTIMO REPORTAJE.

AGRADECIMIENTOS:
A D. Enrique Martinez Lopez y a Dª. Jacqueline Sanchez Carrero por el aliento y la ayuda prestados.
Valid XHTML 1.0 Strict
¡ CSS Valido !
Diseño: Habilitaweb.com
Puede hacer comentarios o sugerencias por mail sobre este Reportaje:
Enviar un e-mail con comentarios o sugerencias a Tomás Bethencourt Machado Enviar E-mail a T B M